Uno de los objetivos más importantes para la gestión farmacia debería ser conseguir una buena base de datos. Así, no solo conoceremos un poco más a nuestro cliente, sino que además podremos establecer una comunicación más fluida con el mismo.

En este post queremos hablar sobre la importancia que tiene segmentar las campañas de marketing en la farmacia. ¿El objetivo? Lograr una comunicación más efectiva con nuestros clientes, y dirigirnos en cada momento a los más adecuados en función de sus intereses.

Ventajas de la segmentación:

  • Nos permite conocer mejor a nuestros clientes
  • Pondremos el foco en las necesidades de cada segmento de mercado, por lo que podremos dar aún un mejor servicio
  • Mejoraremos la imagen de la farmacia, que será identificada como un lugar de buena atención, consejo y servicio
  • Identificaremos qué publico objetivo es más rentable para la farmacia
  • Optimizaremos recursos

El primer paso para poder hacer un buen uso del marketing farmacéutico a través de campañas de email es conseguir una buena base de datos que contenga datos sociodemográficos y de hábitos de consumo de nuestros clientes.

Para ello es muy útil contar con un folleto de toma de datos en el que les preguntemos datos como la edad, preferencias de consumo, hábitos de vida del cliente… Además, ya no tenemos que optar únicamente por los folletos de papel, sino que ya existen soluciones para poder coger los datos a través de un cuestionario en una tablet y que esos datos vayan directamente a un CRM para poder utilizarse de manera sencilla.

Además, a la hora de hacer una segmentación, el sistema podrá decirnos las preferencias de compra de cliente, es decir, qué familias compra más, su ticket medio, la frecuencia de compra.

Primero tenemos que tener en cuenta qué tipo de clientes tenemos, cómo es la demografía en la zona de nuestra oficina de farmacia, cuáles son nuestros puntos fuertes y los de nuestros competidores.

Con estos datos claros podremos determinar qué puede demandarnos la población que acude a nuestra farmacia y anticiparnos al resto de farmacias. Por ejemplo, una zona donde predominen los matrimonios jóvenes, probablemente dentro de poco se empiece a demandar productos infantiles.

Pero no solo debemos fijarnos en las necesidades de los clientes potenciales, también debemos cubrir las de los clientes actuales de la zona y que quizás pueden estar cubriendo otras farmacias o grandes superficies.

Además, nunca debemos perder el foco de nuestros puntos fuertes ni tampoco de los de la competencia, ya que nos pueden servir para mejorar.

Una vez que hemos conseguido una buena base de datos y conocemos cómo es nuestro entorno, habrá llegado el momento de comunicarnos con nuestros clientes.

En este caso el email marketing en la farmacia es un buen medio de comunicación, ya que nos permite dirigirnos a un segmento específico aumentando la probabilidad de éxito.

En este post vamos a repasar las segmentaciones más comunes para que podáis utilizarlas en la gestión de vuestra farmacia.

  • Criterios demográficos: podemos segmentar por edad, por sexo o por ambas opciones.
  • Hábitos de compra: otra opción es tener en cuenta el ticket medio del cliente, la frecuencia de compra en la farmacia, sus últimas compras… Por ejemplo, si detectamos que un grupo de clientes hace varios meses que no viene a nuestra farmacia, podemos enviarles una campaña de email con unas promociones especiales, un descuento vip… con el objetivo de que vuelva a la farmacia.
  • Intereses: si vemos que una persona es habitual a productos de cosmética, sería interesante que le enviáramos comunicaciones de novedades en la farmacia, nuevos productos… con el fin de que puedan probarlos. No obstante, tenemos que tener cuidado con este tipo de segmentaciones, ya que el hecho de que alguien compre un producto de capilar una vez, no quiere decir que le interese la categoría capilar.
  • Cumpleaños: ¿a quién no le gusta que le feliciten el cumpleaños? Una de las campañas de marketing para farmacias que funciona muy bien es la de cumpleaños, ofreciéndoles además un obsequio o un descuento a utilizar en el mes de su cumpleaños.
  • Clientes web vs clientes de la farmacia: si tenemos tienda online, es probable que tengamos clientes que no han visitado la farmacia, y podemos invitarles a que lo hagan; y viceversa, clientes que visitan nuestra farmacia y no conocen nuestra tienda online.

Después de todo, segmentar no es más que optimizar los recursos que tenemos para ayudarnos en la gestión de nuestra farmacia y evitar el enviar una comunicación a toda nuestra base de datos sin seguir ninguna estrategia. ¡Pero ojo! Tampoco debemos perder el norte a la hora de segmentar, y tener muy claro a quién queremos dirigirnos en función de nuestra estrategia de marketing.