Los consumidores de cosmética no están únicamente preocupados por su imagen. Para decidirse, quieren un producto que, además de potenciar su belleza contribuya al cuidado personal.

 

¿Por qué comprar cosméticos de farmacia?

 

Los farmacéuticos/as son profesionales formados en diferentes áreas de la sanidad y la estética, lo que les capacita para aportar un valor añadido a los productos de su farmacia muy valioso.

Tan solo este hecho ya proporciona al consumidor la credibilidad del farmacéutico/a y la confianza en el producto.

Al conocer las particularidades de cada tipo de piel y sus requisitos, pueden aconsejar sobre aquellos cosméticos de farmacia que verdaderamente cumplen con las exigencias de sus clientes.

Adquirir cosméticos de farmacia que satisfagan nuestras necesidades nos evita gastar dinero en productos que, a fin de cuentas, no necesitamos.

Paralelamente, al comprar cosmética de farmacia también recibimos asesoramiento.

El farmacéutico nos explica cómo usar correctamente el producto teniendo en cuenta nuestro estilo de vida, nos dice cómo sacarle el mayor partido, nos alerta de aquellos productos que debemos evitar y nos ofrece un seguimiento personalizado.

Estos aspectos marcan la diferencia, si queremos comprar productos de higiene o belleza, a la hora de decidirnos por un establecimiento u otro.

Los farmacéuticos/as también tienen formación en química y conocen los principios activos que han de llevar cada uno de sus productos, las concentraciones adecuadas para cada uno de ellos y sus posibles interacciones.

La cosmética de farmacia ha sido sometida a estudios y controles rigurosos, comprobada por el Comité del Consejo de Farmacéuticos, testada clínicamente y cuenta con la garantía de un registro sanitario.

En la farmacia encontraremos productos sanitarios y productos cosméticos de gran calidad, total garantía y una excelente relación calidad-precio, pues son exigencias innegociables que los farmacéuticos/as ponen a los laboratorios a la hora de decidir qué productos vender en su establecimiento.

 

Los cosméticos de farmacia más solicitados

 

Cada vez hay más personas que quieren cosméticos de farmacia, tanto para proteger su salud como para cuidar su higiene u ocuparse de su belleza estética.

Entre los cosméticos de farmacia más solicitados, encontramos:

  • Productos sanitarios: solo podremos adquirirlos en la farmacia y están destinados al tratamiento de afecciones, como: acné, manchas en la piel, pérdida de cabello, piel atópica, psoriasis, etc…
  • Cremas y sérums para la cara: hidratante, antioxidante, despigmentante, antiedad o iluminador.
  • Lociones: limpiadoras y desmaquillantes.
  • Ampollas regeneradoras: faciales o capilares.
  • Contornos de ojos: para bolsas, ojeras, arrugas, antiedad, hidratantes, reparadores o iluminadores.
  • Bálsamos labiales: hidratantes, protectores, reparadores, revitalizadores, generadores de volumen o antiedad.
  • Protectores solares: protección solar para todo tipo de pieles.
  • Cremas hidratantes corporales: para todo tipo de pieles, hidratantes, nutritivas, con antioxidantes, regeneradoras, reparadoras o reafirmantes.

 

¿Es caro comprar cosméticos de farmacia?

 

En la farmacia existen productos con diferentes precios y gamas.

Cuando el precio es elevado se debe a que, para determinados cosméticos de farmacia, el laboratorio ha invertido tiempo y dinero a investigar y verificar sus resultados.

Otra razón es que los cosméticos farmacéuticos incluyan activos y materias primas cuya alta eficacia y resultados encarezcan su precio y, consecuentemente, el precio final del producto.

Pero, si comparamos coste y categoría, también encontraremos productos similares a precios elevados, y en ocasiones mayores, en perfumerías, supermercados u otros establecimientos de estética y belleza.

Actualmente, la cosmética de farmacia ofrece un amplio abanico de productos con una excelente relación calidad-precio.

Si buscas cosméticos de farmacia económicos y de buena calidad, entra, pregunta al farmacéutico/a y los encontrarás.

Adicionalmente, muchas farmacias cuentan con servicio de dermoestética o fórmulas magistrales, en el que un profesional estudia nuestro caso y nos asesora o prepara los productos más indicados para nosotros.

Consulta al farmacéutico/a acerca de la disponibilidad de estos servicios.